Cuba: La Perla De Las Antillas

Your Subtitle text
Padre Felix Varela

Padre Felix Varela
(1788-1853)


 

El Padre FÉLIX VARELA nació en La Habana (Cuba) el 20 de noviembre de 1788. Desde niño sintió vocación al sacerdocio y se distinguió por su gran inteligencia y piedad. A los 23 años fue ordenado sacerdote en la catedral de La Habana. Pronto mereció la admiración y el aprecio de todos por su vida ejemplar, su bondadoso carácter y su dedicación al ministerio de la enseñanza. Como profesor durante diez años en el Colegio-Seminario de San Carlos de La Habana formó una ilustre pléyade de discípulos, en los cuales inculcó el amor a Dios, a la Patria y al prójimo. También contribuyó notablemente al progreso de las ciencias y las letras en Cuba.

En 1821 el Padre Varela fue elegido para representar a Cuba en las Cortes de España, donde abogó por las causas justas y reclamó la libertad de los negros esclavos. En 1823, al restablecerse el absolutismo regio en España, se trasladó a Nueva York desde donde proclamó el derecho de Cuba a ser una nación independiente y soberana. Su voz profética despertó la conciencia del pueblo cubano.

Sacerdote ejemplarísimo y lleno de celo por la salvación de las almas, el Padre Varela ejerció el ministerio sacerdotal en Nueva York durante 30 años con admirable abnegación y heroísmo. Fundó escuelas para niños, edificó iglesias y evangelizó a los pobres. Fue, además, un defensor magnífico de la fe católica frente a los ataques de las sectas protestantes. Como Párroco y Vicario General mereció la admiración y el respeto de los fieles de Nueva York. Siempre vivió pobremente, entregado por entero al servicio de Dios y del pueblo humilde. Su ministerio sacerdotal tuvo la gracia de iluminar las conciencias y atraer a las almas a Dios. Los que lo conocieron en vida lo consideraban un santo. Los últimos tres años de su vida estuvieron marcados por las enfermedades, la soledad y la pobreza; pero, sin quejarse de nada, sobrellevó la contradicción y el sufrimiento con amor y paz interior. Su fortaleza espiritual estaba en la oración y la Eucaristía.

El Padre Varela entregó su alma a Dios el 25 de febrero de 1853 en San Agustín de la Florida (Estados Unidos). Sus restos mortales descansan en el recinto de la Universidad de La Habana.

En 1985 la Santa Sede autorizó al Episcopado de Cuba a iniciar el proceso canónico sobre la santidad del Siervo de Dios, Padre FÉLIX VARELA.

(ENGLISH):

Padre Felix Varela, whose 30 years of humanitarian works in the US earned him high esteem here and abroad, was honored with the issuance of a new 32 cents commemorative stamp on Monday, Sept. 15, 1997.

Padre Varela dedicated his life to the service of others, especially young people, the sick and the poor. Considered a great defender of liberty, but above all, exemplary priest who led his ministry in New York City for more than 20 years.

In the early 1820s he concentrated his efforts to help the poor minorities living in the City and founded nurseries and orphanages for children of poor widows.

Organized the New York Catholic Temperance Association and virtually lived in hospitals while caring for cholera victims during the epidemic in 1832. As a result of of abilities and dedication, Varela was named Vicar General of the New York diocese.

Varela also founded the first Spanish newspaper in the US, publishing articles about human rights injustices suffered by minorities, as well as essays on religious tolerance, cooperation between English and Spanish speaking communities, and the importance of education.

Before coming to the US, Varela, who was born in 1788, was named Professor of Philosophy of the Seminary of San Carlos in Havana, Cuba, where he quickly distinguished himself as a great educator. During his professional career, Varela introduced numerous innovations in teaching and defending the principle - then considered strange - of giving women the same education as men.

Varela spent his last years in the City of St. Augustine, where he retired due to illness. He died in 1853, but his legacy endures, as two foundations named in his honor carry out his work in Miami and New York.

 

El Papa Juan Pablo II reza en la tumba de Felix Varela

en la Universidad de La Habana el 23 de Enero de 1998



Pope John Paul II prays at the grave
of Felix Varela in the University of
Havana, January 23, 1998.

  
 
El Servicio Postal De EE.UU.
honra al Padre Felix Varela
con su propio sello postal en 1997


U.S. Postal Services Honors Padre Felix Varela

with his own postage stamp in 1997

 

ORACIÓN

Padre Felix Varela:

 

Oh Dios, que en tu amorosa providencia

llamaste a tu siervo FÉLIX VARELA

a ser un apóstol del Evangelio de Jesucristo,

concédeme la gracia de imitar sus virtudes

y cumplir fielmente mis deberes.

Te prometo cumplir los Mandamientos

y practicar la ley suprema del amor.

Dame fortaleza espiritual

para resistir las tentaciones de pecado

y sobrellevar con dignidad y entereza

las dificultades de la vida.

Hazme un instrumento de tu amor

para llevar consuelo a los que sufren,

enseñar a los que no saben

y promover la causa de la verdad, la justicia y la paz.

Finalmente,

te ruego que glorifiques a tu Siervo FELIX VARELA

y me concedas, por tu intercesión, este favor especial...

(hacer aquí la petición).

Te lo suplico por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria. (Tres veces)

(Tres veces)